Archivo mensual febrero 2018

Poradmin

Cosas que deberías saber sobre la meningitis bacterianas y sus vacunas

Las meningitis bacterianas, pueden ser causadas por tres tipos de bacterias: Haemophilus Influenzae b, Neisseria Meningitidis (Meningococo) y Streptococcus Pneumoniae (Neumococo).

Causa y desarrollo:

  • Estas bacterias colonizan la mucosa de la nasofaringe y se transmiten de forma directa de personas a personas por secreciones de las vías respiratorias (tos, estornudo, besos, etc.) a través de un contacto estrecho y prolongado con enfermos o portadores asintomáticos.
  • La tasa de portadores asintomáticos puede situarse en alrededor del 10% de la población sana, siendo esta proporción mayor en adolescentes (hasta el 25), sin embargo, el riesgo de progresar a enfermedad invasora es pequeño.
  • Esta infección ocurre cuando penetran al torrente sanguíneo bacterias a partir de una infección de vías aéreas superiores.

Síntomas:

Fiebre elevada que cede mal con antitérmicos (ibuprofeno, paracetamol…), cefalea (dolor de cabeza), vómitos, convulsiones, rigidez en la nuca y signos de irritación meníngea.

Vacunas:

Haemophilus Influenzae:

Hiberix.

Streptococcus Pneumoniae (Penumococo):

Prenvenar 13, Synflorix, Peumo 23, Pneumovax 23.

Neisseria Meningitidis (Meningococo) :

Bexsero, Meningitec, Menjugate Kit, Neisvac C, Menveo, Nimenrix.

 

Las vacunas son medicamentos que REQUIEREN receta médica para su dispensación.

Pauta incompleta:

Aquellos niños que hayan recibido una pauta incompleta pueden completar la misma sin necesidad de dosis adicionales aun cuando el intervalo entre las mismas haya sido más largo del recomendado habitualmente: “Dosis puesta, dosis que cuenta”. El medico es el responsable de pautar la administración de la vacuna y de valorar cualquier ajuste o modificación de la misma.

fuentes:

Colegio de Farmacéuticos de Cádiz

Comité Asesor de Vacunas de la Sociedad Española de Pediatría

Asociación Española de Vacunología